Hernán Molina el ave Fénix de la radio latina

Por: María Alessandra Matute

Larga y sorprendente, por la cantidad de zancadillas y algunas desventuras superadas con éxito, es la historia de Hernán Molina, un salvadoreño llegado a EE.UU en la década de los 90, hoy dueño de una de las más amplias experiencias en el manejo de una estación de radio comercial acumulada por latino alguno en el área de Maryland, Virginia y DC.
Entre otras cosas, al menos tres veces levantó una empresa desde cero y la convirtió en un negocio fructífero para que, cuando le tocaba “comerse las maduras”, se lo arrebatasen intereses mezquinos; paralelamente, con una esposa y dos niños pequeños fue víctima de la debacle financiera del 2008, donde perdió el fruto de años de trabajo, incluyendo dos casas.
Hoy en día, Molina dirige La Jefa 700 AM, una radio de 5.000 watts que se escucha en Maryland, Virginia, Washington DC y el centro de Pensilvania, con un formato regional grupero mexicano y centroamericano, que avanza como seria competencia para otras estaciones de mayor potencia, incluyendo FM´s.

Los comienzos

Cuando llegué a Estados Unidos, en el 92, como no tenía permiso de trabajo tuve que ejercer diversos oficios que no tenían nada que ver con lo que me gustaba, hasta que conseguí la residencia permanente.

La Radio siempre me había fascinado pero no fue sino hasta el 97 cuando entré en este mundo y lo hice luego de escuchar un comercial que anunciaba que estaban reclutando gente para trabajar en el área de mercadeo de una radio de la cadena Mega Communication.

Me presenté a una entrevista con el señor Elio Aguilar, un venezolano con una gran experiencia, y allí trabaje durante varios años en el departamento de ventas, donde aprendí muchísimo y decidí que haría de esto mi carrera.

Después de haber formado parte de un equipo muy bien engranado que empezó a dar excelentes resultados, los directivos de la empresa colocaron como gerente general a una señora, quien traía otra mentalidad y pronto hizo que todos comenzaran a renunciar. Entonces seguí mi camino.

Después de esa experiencia en diciembre de 2003 entré a trabajar en La Campeona, una pequeña radio AM cerca de Manasas, Virginia, integrada por muchos de mis ex compañeros, donde no tenían prácticamente nada. Salimos adelante, conseguimos muchas cuentas, creció la facturación y todos tenían un buen ingreso, allí estuvimos hasta 2006 cuando vino una pareja de mexicanos quienes le prometieron al dueño de la estación subir aún más los números, y nos sacaron a los que estábamos allí.

Una y otra vez

Al quedar sin trabajo encontré una estación que estaba en venta a un precio accesible en un pueblo muy remoto de Virginia llamado Woodstock.

Se llamaba Latina 1250 AM, y fue la primera estación que yo gerencié totalmente, aprendí de producción, de programación, de música, y nos tocó armar la radio a nosotros mismos.

Ellos querían 50 mil dólares y mi esposa y yo les dimos 30 y nos comprometimos a rentarla con opción a compra.

Hicimos un estudio de mercado y nos dimos cuenta de que había alrededor de 50 mil latinos en el área de cobertura, pero lamentablemente no nos dimos cuenta de que ese mercado estaba compuesto por muy pocos y pequeños negocios hispanos, y no era rentable desde el punto de vista de la venta de publicidad. Estuvimos alrededor de 8 meses gastando recursos, hasta que nos atrasamos un par de meses con la renta, caímos en default y estuvimos a punto de perder el depósito cuando conseguimos a un inversionista que acordó entrar en el con un capital a cambio del 50% de las acciones de la empresa, lo que aceptamos y nos permitió hacer una reestructuración.

Lamentablemente, nuestros socios nos traicionaron al aliarse con el dueño de la estación (de la infraestructura), quien decidió que ya no quería trabajar con mi esposa y conmigo, así que nos sacaron y perdimos toda nuestra inversión.

Nos devolvimos a Manasas para hablar con la gente de Metro Radio inc, nos dijeron aquí tenemos una radio pequeñita de 1000 watts para empezar; la tomamos, la nombramos La Caliente 1230 AM, y en un par de semanas ya estaba facturando.

Los dueños nos propusieron entonces encargarnos de otra estación de 10 mil watts que les acababan de desocupar, y le echamos manos a la obra, armamos un equipo de locutores y arrancamos de inmediato con el nombre de La Kaliente 1460 AM.

Como ya traíamos toda la experiencia anterior pronto fue un boom tal que en menos de 3 meses ya estábamos sobre nuestra meta de ganancias, ganamos rating y llegamos a competirle a estaciones de FM.

Ya terminando el segundo año de correr esta estación con mucho éxito la misma señora que había sido gerente general de La Mega aparece en el panorama, y comenzó a tratar con los dueños, les propuso llevarla “al siguiente nivel” y no quería trabajar con nosotros. Lo que no habían considerado fue que en ese año, 2008, vino una gran depresión económica en EEUU especialmente en el área de los bienes raíces en la que nosotros perdimos no una, sino dos casas y nos quedamos sin nada en un momento en que tenía dos niños pequeños y otro recién nacido.

El mismo año que nos sacaron de La Kaliente y con las reservas casi en el mínimo, nos llamó un ex compañero de La Mega para ofrecernos una estación ubicada en Potomac a cambio de una renta mensual de 20 mil dólares por 6 meses, y 25 después de ese periodo. No me entusiasmó porque sabíamos que esta radio tenía fallas técnicas que hacían que la señal se cayera constantemente, pero como no había nada más tomamos el proyecto y reunimos la renta inicial.

Se corrió la voz de que comenzaría a operar esta estación con el nombre de La Jefa 950 y un formato regional mexicano, y fue una novedad. El primer día al aire se cayó la señal y la restauraron 4 días después. Esto fue un golpe porque era nuestra introducción, sin embargo hicimos buena cara al mal tiempo y continuamos con el proyecto aunque sin consistencia en la señal, lo que nos costó el atraso en la renta nuevamente.

Esto termino en demanda, el dueño contra nosotros por el incumplimiento de la renta y nosotros contra él por las fallas técnicas que impactaron severamente en las ventas y el rendimiento de la radio.

Después de 14 meses y con todo el coraje del mundo me puse a investigar y conseguí una estación que tenían apagada porque no había nadie que la administrara; conseguimos el dinero para pagar el deposito arañando los bolsillos, y comenzamos de nuevo con otra estación totalmente nueva, la armamos desde cero por quinta vez para convertirla en una radio exitosa y arrancamos en febrero de 2012 con la 700 AM que tenemos actualmente.

La estación esta bajito en el dial, por lo que tenemos más alcance y nos escuchamos en Maryland, Virginia, Washington DC y el centro de Pensilvania. El equipo se ha mantenido consistente, hemos tratado de mantener a los mismos locutores, y eso, aunado a una programación bien estructurada, ha atraído a los anunciantes quienes ven consistencia. Continuamos batallando.
El aprendizaje

Después de haber caído y comenzado de nuevo varias veces, y siendo además un inmigrante que llegó a este país en busca de sueños. ¿Qué tiene que decir a todas las personas que vienen o ya están aquí pero no ven un futuro porque han encontrado muchas dificultades?

Yo lo que les puedo decir es que si uno es consistente, y si uno se fija metas que considere que puede alcanzar, y si uno se prepara y te especializas en algo que realmente te gusta, eso es lo que te dará la energía para seguir adelante. En mi caso, siempre me ha gustado el área de la radio y eso fue lo que me hizo nunca tirar la toalla y no darme por vencido. Sin embargo, también me ha tocado quedarme con la boca abierta y decir wao que fea es la envidia, que feo es que otras personas te hagan daño y que no les importa que pierdas todo.

¿A la par de su crecimiento, ha notado usted a lo largo de todos estos años una proyección de la comunidad latina en EE.UU, especialmente en esta región?
Indudablemente que ahora hay muchos más latinos en el área que hace 20 años; pienso que entonces había más oportunidades para los inmigrantes en general. Desde mi perspectiva como gerente de una radio puedo decir que hace dos décadas podíamos encontrar empresarios que invertían10, 15, hasta 20 mil dólares al mes en publicidad con nosotros; ahora es muy difícil conseguir una cuenta de esa naturaleza, y conseguimos empresas que están batallando por sobrevivir y con dificultad pueden invertir $3.000 al mes.

¿Cuáles son sus proyecciones para el futuro?

Nuestras metas incluyen llegar a comprar la estación actual y en el futuro adquirir una estación de radio FM para poder ampliar y perfeccionar nuestra cobertura. Queremos continuar, como siempre acompañando, a la comunidad, entrevistando a líderes comunitarios y brindándoles toda la información que necesitan para establecerse, crecer y desarrollarse en este país, porque más allá de un medio de lucro nosotros vemos esta actividad como una forma de servicio, que es enlazar las familias hispanas.

Nuestra Misión

Proveer la mejor Programación al Mercado Hispano, combinando Talk Shows bien estructurados, y con lo mejor de la Música (Regional Grupera), mucho Entretenimiento, Noticias CNN en Español, Trafico y Estado del Tiempo, con la finalidad fundamental de ayudar a nuestros Clientes a crear soluciones de mercadeo.

LA JEFA 700 no es solamente una Radio Estación orientada a brindar resultados, sino que a la vez asumimos el compromiso en proveer un servicio excelente y profesional.

Cobertura

5000 Watts de Potencia. Antenas Direccionales.Cautivando una Audiencia Primaria de Hispanos 12 – 54 Años. Cubriendo Maryland, Washington DC, Virginia y Pennsylvania. Una Programación dinámica, alegre, amena y diferente.

Contacto

Hernán Molina
Oficina:
703-365-7696
301-990-9298
Correo: hernan@radiolajefa.com
Web: www.radiolajefa.com

Sobre

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Plugin creado por AcIDc00L: key giveaway
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: seo valencia